Tarta de Brownie y Mousse de Limón

Compartir por:

Esta maravillosa tarta ha sido elaborada por nuestra jefa Conchi Guirao. La tarta está formada por una base de brownie de chocolate negro dividido en 3 capas. Cada capa ha sido rellenada con Mousse de chocholate blanco y limón. La mermelada de limón le dará ese toque de acidez y dulzor que necesita.

 

INGREDIENTES

Para el Brownie de chocolate negro:

– 165 gr de mantequilla

– 250 gr de azúcar moreno

– 165 gr de huevo

– 225 gr de chocolate negro (70% de cacao total)

– 85 gr de nata (35% MG)

– 150 gr de harina

 

Para el Mousse de chocolate blanco y limón:

– 200 gr de mermelada de limón –> Compra aquí la mejor mermelada de limón

– 25 gr de agua

– 16 gr de gelatina

– 350 gr de chocolate blanco

– 450 gr de nata (35% MG semimontada)

 

Para el Gelificado de limón:

– 250 gr de mermelada de limón –> Compra aquí la mejor mermelada de limón

– 50 gr de limonchello

– 160 gr de agua

– 8 gr de gelatina

 

PROCESO DE PREPARACIÓN

Para el Brownie de chocolate negro:

Elaboramos el brownie de chocolate negro, para ello, montamos la mantequilla a punto de pomada con el azúcar moreno. Añadimos el chocolate fundido y lo mezclamos con la mantequilla. Posteriormente vamos añadiendo poco a poco los huevos y la nata (alternando).

Por último, añadimos la harina y lo mezclamos.

Horneamos a unos 175ºC durante 25 minutos.

 

Para el Mousse de chocolate blanco y limón:

Comenzamos la preparación mezclando la mermelada de limón con 25 gr de agua. Separamos la mitad que calentaremos para disolver en el la gelatina previamente hidratada. Posteriormente mezclamos con el resto de mermelada.

Seguidamente vamos añadiendo la mezcla poco a poco encima del chocolate blanco fundido. Vamos mezclandola poco a poco y añadiendo la nata semidesnatada.

Finalizamos introduciendo lo en una manga y dejándolo reposar en frio.

 

Para el Gelificado de limón:

Procederemos a mezclar la mermelada de limón con el agua y el limonchello. Separamos una parte para calentarla y poder disolver en esta la gelatina previamente hidratada. A continuación, lo mezclamos con el resto y lo mantenemos en frio hasta volver a utilizarlo.

Por último, calentamos 200 gr de chocolate negro y los echamos sobre una lámina haciendo figuras irregulares que posteriormente, una vez se hallan enfriado y endurecido, colocaremos sobre la tarta para adornarla.

 

Para el montaje:

Cortamos el Brownie frio con un molde más pequeño para que los bordes queden lisos. Colocamos una cinta de PVC de 4,5 cm de altura a su alrededor y dosificamos el gelificado de limón encima del brownie con una cucharada de forma irregular  y cubrimos el mousse de limón. Alisamos y dejamos engriar.

Demoldamos y adornamos con las figuras de chocolate negro que teníamos enfriando en una lámina. Nosotros también le hemos puesto cortezas de limón confitadas.